El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León celebró elecciones el pasado 19 de mayo para renovar varios cargos de la Junta de Gobierno, un proceso que también afectó a las delegaciones provinciales de COOCYL en Ávila, Segovia, Zamora, León y Soria. En las tres primeras repiten Pilar Cuadrado Gómez, Amparo Martín y Emma Laguna, respectivamente, mientras que Amaia Villena y Sandra Romera entran a formar parte del equipo de delegados como representantes de los ópticos-optometristas en las provincias de León y de Soria.

 

Amaia Villena lleva 12 años trabajando como óptica-optometrista, un tiempo en el que, según afirma, esta profesión “ha cambiado radicalmente”. Recuerda que en sus inicios “no existían protocolos de gabinete y se priorizaba la venta”, lo que hacía que se produjera un desajuste entre los conocimientos adquiridos durante la carrera y la práctica profesional.

“Cuando escogí la optometría como profesión no era realmente consciente de en qué consistía. Fue a lo largo de los años de ejercicio y gracias a la formación continuada cuando desarrollé la pasión por mi trabajo, pero creo que el conocimiento de los optometristas ha mejorado durante estos años”, cuenta.

¿Qué le animó a dar el paso de presentar su candidatura como delegada de COOCYL en León?

Sinceramente, me encanta mi profesión y quiero defender lo que representa y sus valores. Mi principal objetivo para unirme al equipo gestor del Colegio de Ópticos es conseguir el reconocimiento de la optometría como profesión sanitaria. Nos queda mucho por avanzar, a pesar del camino recorrido, y quiero poner todo mi esfuerzo para ayudar a ello.

¿Cuál es, en su opinión, la principal “razón de ser” de la colegiación en el caso de los ópticos-optometristas?

La importancia de estar unidos como colectivo, para defender nuestros intereses comunes, es clave. Nuestra profesión se ocupa del cuidado de la salud visual y la colegiación garantiza que se lleve a cabo con las garantías necesarias. Creo que desde fuera del colegio no se aprecia el trabajo que se realiza desde éste. Me parece interesante lanzar una encuesta de valoración para todos los colegiados en la que ellos puedan responder a esta pregunta y saber qué esperan de nuestro esfuerzo.

¿Con qué objetivos principales inicia su labor de representación en la provincia de León?

Como comentaba previamente, mi objetivo es la inclusión de la optometría en la atención primaria. Me parece clave para una buena atención de la salud visual de todos los ciudadanos, además de las ventajas que con ello obtendría SACYL. Esto beneficiará a los optometristas, garantizando el reconocimiento como profesionales sanitarios y permitirá ampliar las oportunidades de empleo.

¿Qué es para usted lo más importante de la profesión?

El 80% de la información que recibimos del entorno es mediante la vía visual, por ello, la salud visual es muy importante. Una buena atención sanitaria es básica, y la prevención y las revisiones periódicas son fundamentales para detectar los problemas a todas las edades. Es importante la colaboración optometrista-oftalmólogo para garantizarla, ya que las competencias de ambos profesionales son complementarias. En la actualidad, la interacción es prácticamente nula, excepto en el ámbito privado y, en la práctica, el primer o único contacto con la salud visual por gran parte de la población es con un optometrista, por lo que ya realizamos la función de atención primaria, pero sin el reconocimiento por parte de sanidad.

Con su incorporación, el grupo de representantes provinciales de COOCYL queda integrado por:

  • Ávila: Mª del Pilar Cuadrado Gómez
  • Burgos: Alejo Ruiz Martínez
  • León: Amaia Villena Razquin
  • Palencia: Héctor Diez Mocha
  • Salamanca: Mariano Luengo Sánchez
  • Segovia: Amparo Martín Navas
  • Soria: Sandra Romera Caballero
  • Valladolid: Angélica Ramírez Paredes
  • Zamora: Emma Laguna Martín