“El Óptico-Optometrista es un profesional sanitario de atención primaria que se encarga de evaluar y si fuese necesario corregir algún problema del sistema visual. Es un profesional universitario formado en la fisiología, refracción, patología, anatomía ocular y fundamentos físicos para la compensación de cualquier problema relacionado con la visión. Un Óptico-Optometrista está formado y autorizado legalmente para determinar el estado de salud y la valoración funcional de los componentes de acomodación refractiva, ocular-sensorial-motora y perceptual del aparato visual.

Por su profunda, extensa y valiosa formación universitaria, pueden reconocer y tratar para aquellas condiciones que requieran entrenamiento visual, procedimientos preventivos para la compensación de anomalías visuales y detectar las condiciones patológicas oculares y sistémicas reflejadas en los ojos y, siempre que sea necesario, remitir al paciente al oftalmólogo o profesional sanitario apropiado mediante una sospecha diagnóstica.

La Optometría actual fue desarrollada por Ópticos – Optometristas en América del Norte. Es una profesión científica libre e independiente en la asistencia de la salud visual y atención sanitaria primaria. El objeto de su estudio es el complejo sistema visual con el fin de obtener el máximo rendimiento visual con el mínimo esfuerzo. La Optometría comprende por tanto, conocimientos de diversas disciplinas tales como: anatomía, biología, neurología, farmacología, patología, fisiología, psicología, ergonomía, etcétera y por supuesto de la óptica. La optometría es la aplicación clínica de la fisiología ocular y comprende la prevención, la corrección o compensación de trastornos del sistema visual mediante el reconocimiento, diagnosis y tratamiento de las anomalías oculares, y la detección de las manifestaciones sistémicas y patológicas relacionadas con los ojos. Su función, en definitiva es prevenir, detectar y solucionar problemas visuales.”