La óptico-optometrista impartirá los días 27 y 28 de febrero, en la sede de Valladolid y en León, respectivamente, las sesiones formativas: ‘Diagnóstico diferencial de los principales motivos de consulta’ y ‘Evaluación e interpretación del fondo de ojo para ópticos-optometristas

El diagnóstico diferencial representa una parte de extrema relevancia en cualquier profesión sanitaria

 Es graduada en Medicina por la UEM (Madrid), Doctorado en Optometría (The New England College of Optometry, Boston, USA), Residencia Especialidad en Salud Ocular, (Bascom Palmer Eye Institute, Miami, USA), Máster en Optometría Clínica, Diplomada en Óptica y Optometría y docente en la Universidad Europea de Madrid, delegaciones de colegios de ópticos-optometristas y otras instituciones relacionadas con la visión.


Comunicación COOCYL, 18 de febrero de 2016

¿Cuáles son los principales motivos de consulta de los ópticos-optometristas?

Dentro de los principales motivos de consulta se encuentran la disminución de visión asociada o no a un cambio en la refracción; el ojo rojo y las molestias oculares o cefalea asociadas a la visión.

¿Qué importancia tiene el diagnóstico diferencial?

Cuando un paciente acude al gabinete optométrico, habitualmente presenta una sintomatología inespecífica, es decir, el paciente puede presentar ojo rojo, el cual es un síntoma muy genérico que puede ser causado por diferentes entidades.  La labor del profesional es, por tanto, ir cerrando el círculo de posibles causas del ojo rojo hasta, finalmente, dar con la causa más probable. El diagnóstico diferencial representa una parte de extrema relevancia en cualquier profesión sanitaria, ya que nos permite descartar causas de extrema gravedad. Por ejemplo, un dolor de cabeza puede ser producido por causas tan diversas que van desde una cefalea tensional, pasando por una graduación inadecuada, hasta llegar a una hemorragia o tumor cerebral. Siendo la labor del optometrista fundamental, ya que es el profesional de atención primaria más accesible al público general en nuestro medio y, por tanto, al profesional al que primero acuden muchos pacientes.

En el curso que impartirá en Valladolid el próximo 27 de febrero destaca entre los motivos de consulta los dolores de cabeza. ¿Qué relación tienen con las patologías oculares?

Los dolores de cabeza constituyen una de los principales motivos de consulta en nuestro medio. Además, tienen un importante impacto en la calidad de vida de los pacientes y en su rendimiento personal y profesional. La etiología de los dolores de cabeza es muy variada, no obstante, una de las causas más frecuentes es la cefalea tensional, en muchos casos asociada a estrés, tipo de trabajo, etc. La visión es un origen importante de cefaleas, bien porque un paciente no lleva gafas cuando debería, o bien por que no lleva la graduación adecuada. Además, existen otras causas visuales que pueden provocar dolores de cabeza, como problemas de acomodación o enfoque o alteraciones de la binocularidad y motilidad ocular.

Dentro del programa de los cursos que impartirá para COOCYL en León y Valladolid también hablará de las claves diagnósticas, ¿en qué consisten?

Las claves diagnósticas de una enfermedad consisten en síntomas y signos característicos que se asocian a una determinada patología.

Y en el caso del ojo rojo, ¿qué importancia tiene el manejo optométrico?

El ojo rojo o hiperemia aparece como consecuencia de múltiples entidades, como son conjuntivitis asociada a una gripe, alergias, irritación o infección asociada de las lentes de contacto, etc. La labor del optometrista es fundamental para manejar el caso adecuadamente.

En León, el curso se centra en la evaluación e interpretación del fondo de ojo para ópticos-optometristas. ¿Qué importancia tiene y cuáles son las claves?

La patología del segmento posterior constituye la principal causa de pérdida de visión irreversible en nuestro medio. De ahí que la realización del fondo de ojo sea una herramienta imprescindible para el diagnóstico precoz de múltiples patologías que pueden causar una pérdida de visión en muchos casos irreversible. Por tanto, el óptico-optometrista, como profesional de atención visual primaria, debe estar formado y cualificado para evaluar la integridad, no sólo del segmento anterior, sino también del polo posterior.
 

– CONFIRMAR ASISTENCIA a las sesiones formativas en los siguientes enlaces:

Curso 27 de febrero:  Diagnóstico diferencial de los principales motivos de consulta’
Curso 28 de febrero:Evaluación e interpretación del fondo de ojo para ópticos-optometristas