Campaña

Los ópticos-optometristas advierten del riesgo de utilizar lentes de contacto cosméticas sin adaptar

 El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León recuerda que las lentillas son un producto sanitario y necesita supervisión, porque no todos los ojos están preparados para llevarlas

  “Es importante instruir al usuario en el manejo, manipulación y limpieza de estas lentillas para evitar cualquier lesión corneal”, recuerda Ana Cisneros, secretaria general del COOCYL. 

Comunicación COOCYL, 29 de octubre. ­En Halloween, cada vez es más frecuente la utilización de lentes de contacto cosméticas como complemento del disfraz. Sin embargo, como advierten desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL), al tratarse de un producto sanitario, deben adquirirse en un establecimiento autorizado para ello y tener un control especializado, ya que cada ojo necesita una adaptación y un manejo preciso.

Aunque estas lentes no son correctoras y están diseñadas para modificar la apariencia de los ojos, su utilización requiere una adaptación personalizada, ya que un uso incorrecto puede provocar problemas de salud en el ojo, como la hipoxia corneal, es decir, la reducción del oxígeno necesario para mantener el metabolismo de la córnea; las reacciones alérgicas oculares y las úlceras corneales, derivadas de la presencia de gérmenes o de una incorrecta manipulación de las lentillas. Además, las úlceras incrementan el riesgo de infección ocular.

“La lente de contacto cosmética es un producto sanitario, como cualquier otra lentilla, y necesita que su adaptación y supervisión estén amparadas por un óptico-optometrista”, señala Ana Belén Cisneros, secretaria general del COOCYL, quien recuerda los peligros que conlleva para la córnea “que el usuario final se ponga estas lentillas durante muchas horas seguidas (a veces 10-12 horas)”.

El COOCYL considera que es muy importante instruir al usuario en el manejo, manipulación y limpieza de estas lentillas antes de ponérselas para evitar cualquier lesión corneal producida por alguno de esos factores. “En estos casos es importante evitar la deshidratación del ojo con el uso de lágrimas artificiales, porque de lo contrario pueden producir molestias, sensación de sequedad y, en el peor de los casos, erosiones corneales”, apunta Cisneros.

Decálogo para el buen uso de lentes cosméticas

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León ha elaborado un decálogo para que los usuarios de lentes de contacto cosméticas lo tengan en cuenta antes de utilizarlas:
1.    ¿Eres apto? No todas las personas son aptas para llevar lentes de contacto, aunque sea por un espacio breve de tiempo. Solo un óptico-optometrista puede evaluar si un paciente lo es.
2.    Adaptación personalizada. Es imprescindible acudir a un óptico-optometrista para realizar una adaptación personalizada de las lentes de contacto, ya que no todos los ojos son iguales, ni todas las lentillas tienen las mismas medidas.
3.    Supervisión profesional. Sigue todas las indicaciones del óptico-optometrista en cuanto a su correcto uso y mantenimiento.
4.    Las lentes no son un juguete. No se deben de adquirir en bazares, mercadillos u otros puntos de venta no autorizados, ya que en este caso no están sujetas a ningún tipo de control o medida de seguridad.
5.    Higiene. Es aconsejable lavarse y secarse bien las manos antes de manipularlas.
6.    Siempre limpias. Limpia las lentes de contacto de manera cuidadosa y con regularidad, siguiendo las indicaciones específicas de tu óptico-optometrista. Frota las lentes de contacto

con los dedos y acláralas concienzudamente antes de sumergirlas     en la solución de mantenimiento durante la noche.
7.    Conservación. Para conservar las lentes adecuadamente, se deben guardar siempre en un portalentes y utilizar únicamente las soluciones de mantenimiento prescritas por el óptico-optometrista. La solución salina y las gotas humectantes no están diseñadas para desinfectar las lentes.
8.    Cuidado con las soluciones limpiadoras. Nunca se debe reutilizar la solución para limpiar y almacenar lentes de contacto. Sigue las recomendaciones del fabricante y cambia el líquido cuando se indique, incluso si las lentes no se utilizan diariamente.
9.    Uso y duración. No debes usar las lentes más horas de lo recomendado o más allá de la fecha en que haya que desecharlas. Tampoco se debe dormir con ellas puestas.
10.    Revisiones periódicas. Es recomendable someterse a revisiones visuales periódicas si se decide utilizar las lentes de contacto con regularidad.