Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Saber más

Acepto
Imprimir

Lentes de contacto seguras

PREVENCIÓN

Adquirir lentillas por internet puede acarrear graves riesgos para la salud visual

> Las lentes de contacto son productos sanitarios que requieren una adaptación individualizada y un control periódico posterior por parte de un profesional

> Ojos rojos, queratitis, conjuntivitis, sequedad ocular y falta de oxígeno derivan a veces en infecciones o lesiones oculares que podrían evitarse realizando controles en un establecimiento sanitario 

 

Comunicación COOCYL, 26 de julio de 2018. ­"Las lentes de contacto son una excelente opción para corregir defectos refractivos en la población y a día de hoy ofrecen soluciones para, prácticamente, todos los pacientes con ametropías; pero es fundamental que los usuarios acudan a los establecimientos sanitarios de óptica para que se les realice una adaptación individualizada según los parámetros corneales, mediante técnicas como la topografía y la observación por microscopio de todas las estructuras oculares (lágrima, conjuntiva, párpados y película lagrimal), tal y como advierte el Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León (COOCYL).

Adquirir lentes de contacto a través de establecimientos virtuales que operan en Internet puede conllevar graves riesgos para la salud visual. No hay que olvidar que, junto con los líquidos y las soluciones de mantenimiento, son productos sanitarios que requieren un control periódico por parte de un profesional de la visión.

Sin la adaptación y el seguimiento adecuados de un óptico optometrista, el usuario puede sufrir serios efectos en la zona ocular como la aparición de ojos rojos, erosiones epiteliales, queratitis, conjuntivitis, sequedad ocular y falta de oxígeno que pueden derivar en problemas más graves como infecciones o lesiones oculares.

En este sentido, la secretaria general de COOCYL, Ana Belén Cisneros, recomienda a todos los usuarios de lentes de contacto que opten por comprar y reponer sus lentillas en establecimientos sanitarios de óptica especializados y homologados con el fin de obtener una atención individualizada y personalizada y con garantías de control, almacenamiento, registro, temperatura, servicio y reclamación.

Anomalías por mal uso

De hecho, un estudio desarrollado en la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, concluyó que los consumidores que adquirieron sus lentes de contacto en establecimientos no autorizados no cumplían con las prácticas óptimas de limpieza y mantenimiento de las lentes, multiplicándose así los riesgos y las anomalías oculares que el mal uso de las lentes de contacto lleva consigo.

Otra investigación desarrollada por científicos de la Melbourne University, en Australia, demostró un mayor riesgo de desarrollar queratitis microbiana (una infección poco frecuente pero grave que afecta normalmente a cuatro de cada 10.000 usuarios de lentes de contacto por año) en personas que adquirieron sus lentes online. Y la realidad es que, según otro estudio del Moorfields Eye Hospital de Londres, el número de casos de conjuntivitis infecciosa por acanthamoeba (una infección corneal que puede causar ceguera) se ha duplicado desde 2010.

Para evitar estos riesgos, los ópticos optometristas "determinamos exactamente, a través de un estudio clínico, qué tipo de lente de contacto es más adecuada para los ojos y el estilo de vida concreto de cada usuario", añade la secretaria general de COOCYL.

Ventajas y cuidado de las lentes de contacto

Con todo, Ana Belén Cisneros señala los beneficios que pueden proporcionar las lentes de contacto con una atención individualizada de tu óptico-optometrista. Cubren un abanico de potencias de hasta 20 ó 25 dioptrías para miopías e hipermetropías, hasta 7 ó 9 dioptrías de astigmatismo, y actualmente también corrigen la presbicia o vista cansada, por lo que pueden seguir usándose hasta edades muy avanzadas.

Además, en esta época veraniega, en la que aumentan las actividades de ocio al aire libre, ofrecen una serie de ventajas y beneficios respecto a las gafas:

• Proporcionan un campo visual total sin la interferencia de las monturas.

• Proporcionan visión e imágenes más naturales. La persona percibe los objetos con un tamaño más similar al real.

• Facilitan la práctica de deportes y actividades físicas y de ocio.

• Podemos elegir entre diversas alternativas de usos y reemplazos (para todos los estilos de vida de los pacientes).

Todo ello, sin olvidar unas pautas básicas higiénicas y desinfectantes ya que, como añade la secretaria general de COOCYL, al estar en contacto directo con el ojo, existe riesgo de infección y daños en la visión:

1. Lávese siempre las manos con jabón, enjuáguelas y séquelas antes de manipular sus lentes.

2. Use siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no los cambie sin su consentimiento.

3. Nunca duerma con las lentes puestas a no ser que sean específicas para ello, ni utilice las lentes de contacto más horas o más días de los indicados por su óptico-optometrista.

4. No use las lentes de contacto si tiene síntomas oculares de infección, inflamación, alergia, daño, dolor, irritación, quemazón, sensación de cuerpo extraño o anormalidad que afecte a la córnea, conjuntiva y párpados.

5. Adquiera siempre sus lentes de contacto en establecimientos sanitarios.